<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d11831251\x26blogName\x3d%C2%A1No+me+digas,+Teodoro!\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://nomedigasteodoro.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://nomedigasteodoro.blogspot.com/\x26vt\x3d7523599125756527251', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
¡No me digas, Teodoro!
Una bitácora dirigida a desentrañar si los editoriales de Teodoro Petkoff en el diario TalCual son de una forzada objetividad, de un cinismo descarado o sencillamente son una guachafita

miércoles, abril 20, 2005

De perinola estoy
Teodoro Petkoff me quiere volver loco. Después que me decido a iniciar esta bitácora para descargar por sus editoriales equívocos, helo aquí que comienza a darse de frente con suposiciones subjetivas desde el que fuera el Reino de la Objetividad Objetiva Objetivada? (ver El poder de las listas negras).


Ya se verá si se trata de un cambio de actitud o de lí­nea editorial (lo cual dudo) o es que el tema en sí ha merecido este "exceso" de suposiciones; quizá también tenga que ver la amistad que, según tengo entendido, compartía con el Fiscal. En todo caso el editorial de hoy es un banquete de acusaciones infundadas:

[El] mero afán de colocar a la institución garante de la legalidad de los actos del Gobierno y del Estado (Fiscalí­a General) al servicio de los intereses polí­ticos circunstanciales del presidente Chávez, para garantizar la impunidad de los delitos de Gobierno y de Estado.


Por cierto, Isaí­as, que si éste no lo hubiera hecho (confesar el uso de la lista de "Tascón"), a ti, ni rascado, se te habrí­a ocurrido ordenar una investigación sobre un delito que era público y notorio.


Ustedes son así­. No se atreven ni a dejar de reírle un chiste . Ustedes le tienen miedo a Chávez.


No te voy a pedir, porque sé que hasta allá­ no llegarí­as ni en el más atrevido de tus delirios, a investigar la autorí­a intelectual.


Y no voy a seguir porque terminarí­a copiando el editorial completo.

Descarga de Klaus Meyer a las 3:12 p. m.


© Copyright 2005. NmdTeo. Todos los derechos reservados