<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d11831251\x26blogName\x3d%C2%A1No+me+digas,+Teodoro!\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://nomedigasteodoro.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://nomedigasteodoro.blogspot.com/\x26vt\x3d7523599125756527251', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
¡No me digas, Teodoro!
Una bitácora dirigida a desentrañar si los editoriales de Teodoro Petkoff en el diario TalCual son de una forzada objetividad, de un cinismo descarado o sencillamente son una guachafita

jueves, abril 28, 2005

Los corazoncitos no cambian
Lo siento pero estoy un poco hastiado y el tono de este comentario será un poco irrespetuoso. Los Tiempos Cambian pero, por lo visto, las personas no. Una pendejada es una pendejada la diga quien la diga, pero la gravedad de decirla si depende del hablador de pendejadas.


La referencia a Carlos Fuentes y Nicaragua, es de esas profecías acertadas por pura lógica pero dicha bajo otras circunstancias que no vienen al caso. Me voy a centrar aquí en la "alegría de tísico" teodoriana por el "revés" que sufriera el "imperialismo" yanqui. A ver, Teodoro, ¿ese es el único imperialismo que te interesa? ¿No verás algún otro? ¿Recordarás acaso el chantaje petrolero que cierta nación petrolera ejerce sobre los países caribeños? Entonces, ¿qué ha cambiado para estos micropaíses según tu criterio? ¿Un "amo" por otro?


Lula podrá darse el lujo de ser retrechero con los EEUU pues tiene su propio mercado (Mercosur) y un país aliado petrolero que le compra su conciencia junto con pollos y gasolina. En cambio Chile, que le interesa el mercado estadounidense, sigue negociando con el imperio, aunque vote en contra de la invasión de Irak por razones de presión interna electoral y de imagen internacional.


Pero la tapa del frasco la dejamos de último: "No hay que mirar a Venezuela en blanco y negro". ¡Hay que tener cara! "No hay que mirar a Venezuela en blanco y negro". La cita no es casual, el editorialista la endosa plenamente. Si, el mismo editorialista que no vió ningún tono de gris cuando acusó al Fiscal general de la República (FGR) sin miramientos y atribuyéndole delitos sin prueba alguna. Para Teodoro las faltas del FGR eran en blanco y negro, sin excusas. ¡Ah! Pero como la niña del ojo e' papá dice que "no hay que mirar a Venezuela en blanco y negro", la visión teodoriana recupera toda la gama de grises del espectro.


Le pido a los lectores me disculpen el exabrupto, pero hoy no estoy para pendejadas.

Descarga de Klaus Meyer a las 3:34 p. m.

1 Retruques:

Blogger La beba dijo...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

9:13 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home


© Copyright 2005. NmdTeo. Todos los derechos reservados